¡Wereme!” Fernando Méndez’s wildly entertaining gangster melodrama captured the magnetic on-screen presence of Víctor Parra (Wetbacks) alongside the hip gestures and jargon of an entire generation. Reaching Cagney levels of style, Parra stars as the titular Spanglish-speaking pachuco who loves zoot suits and his mother but gets in a little over his head after using the local mob to destroy a taxi driver’s life. By its final act, The Suave One feels closer to an RKO horror film—unsurprisingly, Méndez would make some of his most influential films in the genre—and remains a memorable look at the pitfalls of angsty youth and their flirtations with the criminal underworld, highlighted by Manuel Gómez Urquiza’s ink-black cinematography and featuring songs by Elpidio Ramírez and Dámaso Pérez Prado. The film’s release was postponed for nearly a year because some officials felt its violence harmed the carefully constructed image of Mexico City. 

Restored thanks to Guillermo del Toro, Filmoteca UNAM, Cineteca Nacional, FICG, UDG, and Fundación Televisa. Restoration material courtesy of Filmoteca UNAM’s collection. Televisa, S. de R.L. de C.V. All Rights Reserved. We appreciate the support of Fundación Televisa.


¡Wéreme!” El divertidísimo melodrama de gánsteres de Fernando Méndez capturó la magnética presencia en pantalla de Víctor Parra (Espaldas mojadas) junto con los gestos y la jerga de toda una generación. Alcanzando los niveles de estilo de Cagney, Parra interpreta al protagonista que habla pachuco y adora los trajes de zoot y a su madre, pero que se mete en un lío después de utilizar a la mafia local para destruir la vida de un taxista. En su acto final, El Suavecito se parece más a una película de terror de la RKO—no es de extrañar que Méndez hiciera algunas de sus películas más influyentes en el género—y sigue siendo una mirada memorable a las trampas de la juventud angustiada y sus coqueteos con el mundo criminal, destacada por la fotografía en negro tinta de Manuel Gómez Urquiza y con canciones de Elpidio Ramírez y Dámaso Pérez Prado. El estreno de la película se pospuso durante casi un año porque algunas autoridades consideraron que su violencia dañaba la imagen cuidadosamente construida de la Ciudad de México.

Restaurado gracias a Guillermo del Toro, Filmoteca UNAM, Cineteca Nacional, FICG, UDG, y Fundación Televisa. Material de restauración cortesía del acervo de la Filmoteca de la UNAM. Televisa, S. de R.L. de C.V. Todos los derechos reservados. Agradecemos el apoyo de Fundación Televisa.